miércoles, 4 de febrero de 2009

MI EXISTIR CAPITULO FINAL

KILOMETRO CERO MADRID


SAN GINES:
EL DE LA FOTO, SE LLAMA PEPE, UN LOCO AVENTURERO.

Eran las tres de la tarde, un día muy soleado, un día triste, había estado solo una semana en Madrid, era como si fuese mas tiempo, todo había ido tan deprisa que no fui capaz de sentir lo que realmente había vivido, había conocido a Lola mi casera, a Tomas, Ana María, el sereno, y por supuesto a mi gran Maestro, Rafael Alberti. España estaba empezando abrirse a Europa, estábamos en un momento de apertura, pero seguramente, todavía quede mucho por recorrer. Estaba en la estación de chamartin, y con un billete en la mano, un billete con destino París.

Pero antes dejarme que os cuente, todo lo que sucedió después de que yo leyese mi escrito. Hubo un silencio, yo podía ver, sus caras entristecidas, pero si es cierto de que tenemos que aprender de todo lo que sucedió, y sobre todo jamás olvidar, me fui y me senté junto a mis amigos, y estuvimos escuchando otros relatos, hasta que llego el ultimo, yo le dije a Ana, que quería irme, quería salir de allí, todavía yo estaba emocionado , con mi escrito y necesitaba tomar aire fresco, tomas que estaba con su novio nos dijo que nos animásemos y que nos fuésemos, al salir el maestro, nos dijo que donde íbamos y yo le dije que necesitaba tomar el aire, no antes de salir nos dijo que sobre las tres de la mañana iba a dar el veredicto, al salir nos dijo que el se había emocionado, con mi escrito.

Salimos en dirección hacia el paseo del prado y justamente pasamos por las calles de Quevedo, López de vega, Cervantes, llegamos al museo del prado, cuantos escritores, cuantos pintores, cuantos artistas, Ana te quiero dar las gracias por acompañarme, pero te tengo que decir algo muy importante, tu has hecho que estos días sean maravillosos para mi, pero yo soy consciente de que no me puedo enamorar de ti, y mira que lo estoy intentando, pero cuando estoy contigo, y escucho tu voz, solo pienso una cosa y es abrazarte, besarte con todas mis fuerzas, bien lo sabe dios. Ayer cuando me dijiste que me fuese contigo a vivir, me hiciste muy feliz, pero a la vez pensé que si me iba contigo, quizás fuese un error, ya que podríamos involucrarnos en un momento que no podía ser, tu estabas empezando a salir, tu trabajo, tu conservatorio, yo sin trabajo, y todos sabemos que un escritor que esta empezando, lo que se dice tener un sueldo, no lo tiene, y lo mejor seria que yo me fuese y quizás mas adelante si el destino nos volviese a juntar, que así fuese.

Lucas, yo no quiero que te vayas, pero se que no te puedo retener, es cierto que me e enamorado de ti, pero también se que para amar hay que ser libre, y no estar preso. Yo no quiero que tu te vayas por mi, pero respeto tu decisión, Lucas lo de esta noche a sido tan especial, que no lo olvidare jamás, yo se que cada uno tenemos nuestro propio destino y que si algún día nos juntamos que así sea. Ana ¿Por qué la vida es tan difícil?, yo siempre e buscado una oportunidad, de expresar lo que realmente siento, y quiero decirte que tu me has ayudado a realizarlo, anoche si no me llegas a llevar al cuartel de la montaña, yo jamás hubiera escrito, lo que he escrito, tu con tu presencia, haces que mi corazón se habrá, y que mi alma viaje a donde yo nunca e estado, a dentro de tu corazón. Ana te quiero tanto, que necesito marcharme, para estar seguro de lo que yo siento por ti, seguramente este fuera unos meses, pero seguro que volver a verte.

Lucas solo queda media hora, para que el maestro de los resultados, tengamos que ir, habíamos subido por el paseo el prado con dirección a la plaza de Cibeles, y decidimos subir por la calle de Alcalá en dirección sol. Que curioso, estábamos enfrente del edifico de correos, del banco de España, del cuartel general del los ejércitos. Lucas que piensas hacer si ganas, ¿eso cambiaria tu opinión de irte?, Ana para mi el premio es muy importante, no por el dinero que me puedan dar o por las oportunidades que pueda tener, para mi el mejor premio es el de recibirlo de las manos de Rafael Alberti, ese es mi premio, pero también te quiero decir una cosa y es que no se si lo quiero recibir, por que seguramente me de mas responsabilidad, Ana como ya te he dicho estoy muy confuso, a veces yo me digo a mi mismo ¿Qué haces en Madrid?.

Estábamos apunto de entrar a la sala, cuando Ana se me acerco y me dijo, Lucas quiero que me bese, y que pase lo que pase yo te voy a querer, toda mi vida, que lo que vaya a suceder hay entro no nos cambie nada. Justo en ese momento salía tomas, y se quedo un poco sorprendido, cuando nos vio besándonos, Lucas el maestro, no va a poder decir el resultado esta noche, ha dicho que quiere pensárselo un poco mas, ya que hay tres de vosotros que le han impresionado, y no se quiere equivocar, yo le e dado tu dirección, y mañana a primera hora te llegara un sobre y dentro de el estará el resultado. Ana dijo ¿Qué podemos hacer?, yo no tengo sueño y no quiero estar esta noche sola, tomas dijo, vayamos a comernos unos churros a san Gines.

Allí estábamos todos, comiendo churros, yo le dije a Ana que no comentarse nada de lo que acabábamos de hablar, todo eran risas. Ana me miraba y yo podía ver en sus ojos esa tristeza, era como si no quisiese que pasase el tiempo, quizás seria la ultima noche que íbamos a estar juntos, era igual que cuando estaba en el pueblo y el verano se iba y tenia que ir a la ciudad a estudiar, era como estar enamorado de la luna, y saber que cuando llega el día ella se va i sin saber si la voy a poder ver de nuevo, tomas bromeaba con el resultado y lo importante que era ganarlo, ya que si así fuese iba a ser publicado en la revista cultural de Madrid, y que iba a ser leída por cientos de personas, Ana sabedora de mi intención, trato de cambiar el tema varias veces, y tomas , que era una persona muy inteligente, sabia que si Ana estaba haciendo eso, era por que algo sucedía.

¿Qué pasa Lucas?, a mi no me puedes engañar, se que puedes esta preocupado por el resultado, pero se que eso no te preocupa, en ese momento Ana me dio su mano, pero justamente cuando iba a contar todo, no pude mi corazón se encogió, y la verdad es que me emocione, ¿Cómo podía yo querer a esa gente, si apenas no los conocía?, Ana se dio cuenta y se lo contó todo, incluso que nos habíamos enamorado, trataron de convencerme de que no me fuese, que la gente le había gustado lo que yo había escrito, y que tenia muchas posibilidades de ganar, yo con mis fuerzas, le dije que era lo mejor para mi, que esa misma mañana, saque un billete para París, allí tenia un tío que había emigrado en los años sesenta y que me había encontrado un pequeño trabajo, por las mañanas y que había un club de poetas , y eso podía ser una oportunidad para desarrollar todo lo que yo sabia y aprender, todo lo que me podían enseñar.

Ya casi estaba amaneciendo y nos dirigíamos ala poeta de sol, yo les dije que el primer día que vine a Madrid, lo que mas me llamo la atención, fue kilómetro cero, y que quería estar de nuevo, con todas mis amigos ya que quería hacerme una foto para el recuerdo. Esa noche Ana me convenció para pasar la noche con ella, yo la dije que la única condición era que si, pero solo dormir nada mas, ella me dijo que lo estaba deseando y así fue, después de despedirme de todos ellos, Ana y yo nos fuimos a su casa. Esa noche apenas pude dormir, eran las doce de la mañana y Ana dormía, yo me levante, no era capaz de despertarla, así que me fui, dándola un beso.

Llegue a la pensión, mi maleta estaba echa, me despedí de Lola, y justo cuando ya me iba a ir, la señora Lola me dijo, Lucas tienes un sobre para ti, lo a traído un chico, ya sabes lo que es, Lucas si cambias de idea ya sabes que aquí esta tu casa y por el dinero no te preocupes, ya lo solucionaremos de alguna forma, tu con que me escribas alguna historia , con eso para mi ya es suficiente, y bueno y algunos arreglos que tu puedas hacer, yo la di un fuerte abrazo y un gran beso, con sus palabras me acababa de demostrar que también en una ciudad, hay sentimientos.

El tren estaba abriendo sus puertas en tan solo treinta minutos el tren salía, para París, tenia el sobre toda vía no lo había abierto, pero cual fuese él resultado, yo ya tenia previsto irme así que decidí de momento no hacerlo. Subí al tren y busque mi asiento, tenía ventanilla, vino el inspector y comprobó que el asiento correspondía al que yo tenia, me dijo que en unos minutos el tren salía que ya no me bajase del tren. Cerré mis ojos, y no podía dejar de pensar en Ana María y no pude evitar que una lágrima mía, bajase por mi mejilla. El tren empezó a salir muy despacito de la estación, yo baje la ventana, me iba de Madrid, en ese momento tome el sobre y lo lance al viento, mi mejor premio fue haber habado personalmente con Rafael Alberti. Me volví a sentar, estaba cansado, cerré mis ojos, apoye mi cabeza en el cristal de la ventana, cuando alguien me dijo que si quería beber algo, yo sin abrir los ojos, dije que no, pero esa voz me era conocida, abrí mis ojos y era Ana, ella estaba conmigo, de viaje a París.

Ocho meses después de estar en París, y a través de un amigo que vino de Madrid, me dijo que se había publicado mi historia y que estaban deseando conocerme, Ana me dijo Lucas, hecho de menos Madrid, y me gustaría que nuestro hijo naciese en la cuidad en la que yo me enamore de ti, que naciese en Madrid.

Fin



2 comentarios:

Jose dijo...

¡Bien!. Este capítulo es más tranquilo, después de la intensidad del de ayer. No sé cuales serían los otros finales que tenías pero este queda, yo diría equilibrado, una mezcla de bohemio (el escritor es consciente que un premio demasiado pronto puede apartarle de su vivencia y viaja a París como los pintores de principios del siglo XX) y de responsabilidad: intenta renunciar a Ana mas por ella que por él, claro que se encuentra que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, es tambien artista y es su musa.

Final suave sin ser cuento de hadas. ¡Me gusta compañero!

Jose

Anónimo dijo...

Estupendo,el final al igual que la historia.Personalmente para mi ha sido deliciosa,sobre todo el gesto tan noble de no ver si era él el premiado,la perseverancia de la chica es la que hizo que el final fuera así.Gracias...estas cosas que tu haces nunca las olvidaré.