sábado, 23 de mayo de 2009

LA FERNANDA Y EL JORGITO capitulo final.


Después de un fin de semana surrealista, la Fernanda y jorgito, venían hacia Madrid, es autocar, cada uno  con sus pensamientos, recuerdos, y de mas cosas que nunca sabrrmos y quqe tampoco queremos saber, ya que puede suponer otros capítulos. La Fernanda, ¿Cuántas, Fernanda hay?, o ¿Cuántos jorgito hay?, seguramente parte de ellos lo hay dentro de nosotros mismos, seguramente, en alguna situación parecida, nosotros lo hayamos vivido, quizás yo lo haya contado con mucha exageración, pero ¿quien no nos garantiza que algún día nosotros seamos una Fernanda o un jorgito?

Esta historia se esta acabando, y va a ser la primera vez que el final lo ponga cada uno, quiero que tu que lo as leído, que tu ciérreles los ojos, y hagas el final que mas te guste, yo voy hacer el mió, por que tengo la ventaja que soy el que lo escribo, pero si tu quieres hacer el tuyo hazlo, estas en tu derecho. Si quieres odiar a la Fernanda ódiala, si quieres odiar a jorgito, ódialo, y si por lo contrario los quieres a los dos, pues quiérelos.

Llegaron a Madrid, en todo el viaje no se hablaron, ni tan siquiera, se cruzaron las miradas, ¿para que?, no tenían nada en común, ella solo buscaba en el tener sexo, jorgito no le dio tiempo a buscar nada, tomaron las maletas, y cada uno se fue para su casa, bueno jorgito no, ya no tenia casa,  y echo andar, sin rumbo, tenia que empezar una vida nueva, toda la ropa estaba en casa de un amigo suyo, su mujer , termino con el padre del novio de su hija, la Fernanda se fue a su apartamento, la vida continua, y cada uno por su lado, el buscando , donde poder ir, y ella, buscando alguna persona, con la que compartir parte de su vida, la Fernanda estaba cansada, de todo, solo quería tener un rumbo en su vida, estaba muy cansada.

Hay un lugar en Madrid que e llama el retiro, es un gran parque que hay en Madrid, y que cuando no se sabe que hacer, uno va allí, a pasear, a montar en barca, o a comerte un buen helado, pues bien ¿Qué dos personas, se fueron al retiro? Estaba jorgito esperando a montarse en una barca,  cuando alguien le dio una palmadita en la espalda, el se dio la vuelta, y era la Fernanda, a jorgito le dio un temblor en las piernas, ¡¡otra vez no!!! Pensó, pero esta vez la Fernanda, no veía  a por nada, simplemente, todo fue fruto de la casualidad, la Fernanda le dijo que si le invitaba a montar, y jorgito, como no sabia decir no, los dos se montaron en la barca, esta vez, estuvieron hablando de los dos, de su vida, se estaban conociendo, después de una hora que duraba el alquiler de sea barca, decidieron irse a tomar un helado, y dar un paseo juntos.

Jorgito le contó todo, el por que de su viaje a santiago, el por que  hacer el camino, todas las aventuras, que tubo después de separarse, y la verdad que según las iba contando, no podía dejar de reírse, la Fernanda también le empezó a contar todo, y los dos terminaron por los suelos, riéndose de si mismos, que no hay terapia mejor que reírse de si mismo. La Fernanda sabiendo la situación de jorgito le dijo que se podía ir a vivir a su casa, mientras encontraba algo, jorgito se la quedo mirando y la dijo, si me prometes no hacerme nada, la Fernanda le miro muy seria y le dijo, que se lo prometía por su virginidad, jorgito no paraba de reír, hacia un montón de tiempo que los dos no se reían, como lo estaban haciendo, eso demuestra que por mucho que se sufra, siempre hay un momento, para poder reírse.

Después de pasar toda la tarde juntos, los dos iban calle abajo en dirección al apartamento de Fernanda, jorgito con su maleta, los dos hablando, en un momento del camino la Fernanda se agarro a jorgito, y puso su cabeza en su hombro, el sol les daba la espalda. Llegaron a su casa, Fernanda le dijo a jorgito que se podía duchar, jorgito la miro así con medio ojo, ella dijo si pero esta vez deja la puerta abierta, jorgito se ducho, se puso el pijama, estaba muy cansado, la Fernanda se puso su pijama, fue un día muy agotador, ella, estaba en su habitación, jorgito en el salón, hacia una noche de calor. Después d dos horas, jorgito no podía dormir, se levanto a por un vaso de agua, eso si oscuras, no quería que Fernanda se despertara, pero estaba bebiendo agua, cuando la Fernanda entro en la cocina, encendió la luz, y le pregunto a jorgito si le pasaba  algo, este le dijo que no que solo tenia, calor, ella tomo un baso y se lo lleno de agua, apago la luz, jorgito se la quedo mirando, el pijama era transparente y con la luz de la calle se podía ver toda la silueta de la Fernanda, pero el se fue para  el salón, y justo cuando iba a pasar por su lado, ella le agarro por la cintura, sus ojos se cruzaron, y sin decir nada surgió el primer beso entre los dos, ella le dio la mano y se lo llevo a su habitación, pero antes  cerro la puerta, no quería que nosotros, los lectores pudiésemos ver lo que iba a suceder allí, esta vez no, solo quería estar con el, solo quería estar con jorgito.

 Fin 

1 comentario:

pitusa38 dijo...

Siento que nos abandonéis, con vosotros hemos pasado muy agradables momentos.
Un beso Pepe