martes, 4 de agosto de 2009

FLORENCIO ARROYO PEREZ "CHICANO" capitulo 6º

                                                                            florencio


                                                                       pilar

Hice un viaje que no se me olvidará, llegue a Irún,me dieron tres latas de higado de pato, cuando monté en el tren las tiré porque aquello no me gustaba, no lo había probado nunca.

Llegamos a una capital que se llamaba París era muy grande, nos repartían a unos por un lado y a otros por otros , a mí me tocó para un pueblo que se llamaba Conversi, tambien era muy grande, nos llevaron a unas casas que tenía la misma fábrica y nos dieron habitación para cada cuatro personas, a mí me tocó compartirla con uno de Herencias, ese era paisano y con otros dos de Ciudad Real.

Nos llevaron a la fábrica ,eso era grandisimo, había mas de mil personas trabajando,era una fábrica de alambre, a mí me pusieron en una máquina de enfilar ,metias el alambre y la máquina lo soldaba y salía el mallazo para la construcción.Yo trabajaba con dos franceses , uno enchufaba conmigo ,no medía más de metro y medio pero no veas como trabajaba de rápido , yo hasta que cogí el tranquillo pase unos días malísimos, yo veía al francés bailando y a mi no me daba tiempo de bailar, pero después me pasaba lo que a él y bailábamos los dos juntos.

El jornal no era muy alto, yo quería ganar más, quería aprovechar todo lo que pudiera, que para eso había ido a Francia, bueno para eso y para ver a mi hermano.

Por las tardes trabajaba horas extras en el campo descargando sacos de trigo,a mi hermano le escribí una carta diciendole que viniera a verme, yo tenía pensado ir a la estación a esperarle pero se adelantó y me pilló descargando sacos de trigo en el campo, pregunto a unos españoles por mí y enseguida le llevaron hasta donde me encontraba, yo estaba en lo alto de un remolque ,cuando a un montón de tios dando voces: "¡ Arroyo, Arroyo!". Yo dije que pasará ahí, y claro a mi hermano, me bajé del remolque y eché a correr hacia él , nos abrazamos ,aquello parecía un entierro, todo el mundo llorando, pasé unos minutos que no sabía si reir o llorar, hacía cuarenta años que no nos veíamos.

Me marché con mi hermano a mi habitación, preparé un guisado de gallina y nos pusimos hasta el culo de tajadas,con arroz y una botella de vino y anda que no le gustaba a el , a mí me daba igual pero él agarraba la botella la daba un meneo que la dejaba tiritando.

Se quedó conmigo una semana, pues en esa semana engordó tres o cuatro kilos, sin trabajar y comiendo a la española, cuando llegó a su casa su mujer le preguntó que has comido con tu hermano y el le contestó que habíamos estado a régimen de gallina , todos los días gallina,con arroz, en salsa, con patatas,o en pepitória, pero siempre gallina y el vinillo que ese no faltaba.

Antes de venirme para España fuí a su casa, el vivía en CorzieuLión), allí pasé una semana,conocí a su mujer ,marie y a su hijo Robert , era muy pequeño y lo pasé bien enseñándole a hablar español.

Me contó que cuando vieron que la guerra la perdían se pasó a Francia por el Ebro y cuando iban a pasar los fascistas abrieron las compuertas del río y no veas aquello, según me contaba la avalancha de agua que se venía, era una cosa de miedo, mi hermano nadaba bien y cortando el agua salió a la orilla, se agarró a unos zarzales y con los pinchos clavados en las manos no sintió ningún dolor, cuando salía se le agarró otro a el y salieron los dos , era un compañero de Asturias y después estuvieron muchos años juntos.

Estuvieron en un campo de concentración en Francia, en una cantera sacando piedra en aquella época era la guerra contra los alemanes y se fueron a las montañas con la resistencia francesa a luchar contra los alemanes, pasaron mucha hambre, cayeron prisioneros y les llevaron a otro campo de concentración de los alemanes, allí estuvieron cuatro meses, después les trasladaron a otro lugar y según iban andando por la calle todos en fila, se metió en un portal y debajo de la escalera se escondió, a los pocos minutos escuchó pasos , cogió un palo, pensando como vengan a por mí o cae él o caigo yo, y resulta que era el asturiano que le habiá visto y él hizo lo mismo.Esa decisión les salvó la vida .

Estuvieron esperando hasta que no se oía nada , salieron y se fueron otra vez a la montaña y estuvieron como jabalíes, un día en un sítio y otro día en otro, luchando por sobrevivir.

Cuando acabó la guerra, se colocó a trabajar en una empresa de coches que se llamaba "Belier", estaba en Lión , conoció a Marie , se casó, tuvieron a Robert y allí estuvo hasta que se jubiló, a España vino tres o cuatro veces, la primera cuando se murió Franco y la última en la boda de Pili, se lo pasó en grande, disfrutó de la familia, de la comida y de todo , se cogío una cogorza que le duró tres días, poco después se puso malo de cancer de colón y fue. Estuvimos Pilar y yo en su entierro, fue mucha gente, acudieron muchos españoles que le conocian y el cura leyó un escrito que había hecho Robert, referente a que había luchado con los franceses en la resistencia , estuvo muy bonito, lo que pasa es que no entendiamos bien lo que decian.

Como os iba contando llegó el dia de partir para España, estaba deseando ver a mi mujer y a mis hijos .Cogí el primer tren que salía para Madrid y cuando llegué,lo primero que hice fue comerme un bocadillo de jamón ,tenía unas ganas locas,luego me fuí a ver a mi primo, y al rastro haciendo el tiempo hasta las cinco que salía el auto Res para Oropesa, por fin ,subí y me senté al lado d una lagarterana (que por cierto hablaba por siete) e hicimos el viaje juntos hasta Oropesa.

Allí me estaban esperando Angel, GoyiPili,tambien había ido mi tio, pero como tardaba en llegar se cansó y se fue a su casa, pero los tres penitentes allí estaban, cuando bajé del autobús, se abalanzaron a mí como tres leones, no me dejaban ni de andar.Por fin cogimos calle arriba, llorando porque me hicieron llorar, y ya llegando a casa estaba la madre con el más pequeño y otro llanto ,se colgaron de mi cuello y todos los vecinos llorando pero de alegría.Más tarde en casa, tranquilos nos estuvimos contando todo lo que nos había pasado en este tiempo que habíamos estado separados.        

contiunara

No hay comentarios: