martes, 28 de octubre de 2008

CAPITULO Nº 7


Estaba con Francisco en el tren y todavía yo trataba de averiguar el por que de la historia y sobre todo ¿Por qué me la estaba contando a mi?, yo estaba viendo a un señor mayor y sobre todo muy cansado, con una mirada perdida pero a la vez una persona relajada, le volvía preguntar cual era el motivo de su viaje y el me dijo “ mira pepe en la vida siempre uno tiene que hacer un viaje , y ese viaje no lo podemos retrasar ni cancelar, yo nací en un pueblo de Almería y siempre decidí que cuando yo tuviese que abandonar esta vida , mi destino seria mi pueblo, soy una persona que siente sus raíces y ese será mi fin, mi ultimo viaje“, lo sabe tu familia le pregunte yo, el me contesto claro lo tengo por escrito en mi testamento, eso espero que estén todos.

Te sigo contando pepe. un mes mas tarde todo seguía igual yo viajaba de Madrid a Sevilla y viceversa, cada día que pasaba todo se enredaba mas, mi mujer , carmen su padre en fin , pero de lo que tenia claro es que no quería perder a ninguna de las dos , eran las dos mujeres mas importantes de mi vida , eran diferentes y eso hacia que yo las amase a las dos no se el tiempo que esto iba a durar pero la felicidad de ambas, eso me hacia feliz a mi hasta que sucedió algo que cambio mi vida y no supe echar para atrás se que lo que te voy a contar puede parecer algo raro pero no supe decir que no.

Era un lunes estaba recién llegado a Sevilla había pasado un fin de semana muy feliz mi mujer ya estaba de dos meses, y cada día estaba mas guapa e de reconocer que una mujer embarazada , es una mujer guapísima tenia que empezar el día visitando la zapatería de carmen y decidí decirle al padre de carmen que si que estaba dispuesto a llevar la zapatería , pero que tenia que ser poco a poco, había negociado con la empresa para que me dieran definitivamente la zona de Sevilla y el suroeste de Andalucía así podía estar con carmen, llevar la zapatería y todos contentos, claro ese era mi plan pero de lo dicho al hecho hay un trecho.

Me dirija andando a la zapatería cuando vi al padre de carmen que venia hacia mi, al llegar a mi altura se me acerco y me dijo “ Paco a compáñame no puedes ir a la tienda” yo me quede muy sorprendido y le dije que era lo que pasaba y el me dijo “ vamos a desayunar que un disgusto con la barriga llena es un disgusto menor” fuimos a la cafetería donde solíamos ir y yo estaba impaciente no sabia que era lo que estaba sucediendo , yo me puse a pensar que pudiera ser y el sabia y su mujer que carmen y yo salíamos juntos o ¿se había enterado que yo estaba casado? Ya no podía más y le mire a los ojos y le pregunte ¿Qué es lo que sucede? , el me miro y me dijo fijamente, “Paco tu cuando haces una cosa ¿tu eres responsable de las consecuencias?” yo le mire y le dije claro siempre lo he sido ¿Por qué me pregunta eso?, anda tomate el café.

Mira tu sabes que una ciudad tan pequeña como es Sevilla todo el mundo se conoce y a demás si tiene un negocio como yo lo tengo desde hace un puñado de años pues mas todavía y te quiero comentar que estoy un poco enfadado contigo, yo siempre te he considerado como un hijo mió y a veces duele mas que te lo cuenten gente que no es de tu entorno a que tu me lo hubieses dicho poco leche que yo te aprecio. Yo le mire a la cara y le dije que no le estaba entendiendo nada y que fuese un poco mas claro, de nuevo se puso hablar, mira carmen fue al medico la semana pasada, ella estaba muy preocupada, tenia mareos y fue al medico nuestro es decir la que la trajo al mundo, como fue con su madre y la vio tan preocupada ayer domingo nos llamo a casa y ¿tu sabes que fue lo que nos dijo? Que carmen estaba embarazada.

Cuando yo escuche la palabra embarazada, sentí un mareo, no sabia que decir le mire a los ojos esperando que fuese el que tomara la decisión de empezar hablar y creo que se dio cuenta , mira Paco seguía hablando vamos a ir a la zapatería los dos juntos , pero tu no te preocupes de nada os casáis y ya esta, ¿casarnos?, le conteste yo, algo que jamás le tuve que decir por que si a mi me cambio la cara, no te puedes ni imaginar lo que le cambo a el , rápidamente le dije claro si nos tenemos que casar , nos casamos, el rápidamente me dijo , pues eso digo yo y además tu no te preocupes de nada de los gatos de la boda me encargo yo y además tu sabes que yo tengo otra casa, de momento hasta que podáis compraros otra allí os vais a vivir.

Me acababan de organizar mi vida yo no supe reaccionar en ese momento , ni de las consecuencias de mi futuro, no dejaba de pensar en todo mientras íbamos a la zapatería, mi mujer embarazada , carmen embarazada yo estaba casado y me había comprometido a casarme. ¿Cuál iba a ser mi vida a partir de ese momento? Fue tanto el agobio que yo estaba sintiendo en ese instante que decidir abandonar todo e irme al extranjero.

Continuará

No hay comentarios: